Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

miércoles, julio 20, 2011

El tiempo comprimido

Cuando yo era chico, recuerdo, allá por mediados de los '40, la única diversión era la radio. La radio era todo: música (grabada o en vivo), noticias, programas cómicos, transmisión de partidos de fútbol, comentaristas de temas de actualidad, radioteatro: uno podría pensar que no hacía falta más. Estamos hablando de radios con válvulas electrónicas, de gran tamaño y gran disipación de calor.

La música grabada era muy rudimentaria. Se grababa en discos de pasta, con mucho ruido de fondo. Para escucharla, se usaban aparatos llamados fonógrafos, que reproducían el sonido mecánicamente, por medio de una púa que generaba movimientos axiales que, amplificados, reproducían el sonido en una gran bocina (mirar los viejos discos de RCA).
El teléfono funcionaba desde principios del siglo XX, con servicio de telefonistas que pedían el número y conectaban manualmente por medio de un cable con el abonado requerido. Sólo las familias acomodadas tenían teléfono hacia comienzos de los '40, y costaba bastante conseguirlo, en términos prácticos.
Esas eran las facilidades de las que se disponía para comunicación y entretenimiento prácticamente desde comienzos del siglo, hasta llegados los años '50.
La primera gran novedad fue la TV. En el país se inaugura en el año 1951, pero hasta final de la década sólo unos pocos económicamente privilegiados podían disfrutarla. Recién a comienzos de los '60 se hace popular. En sus comienzos, los televisores estaban construidos con válvulas electrónicas, con los inconvenientes señalados para la radio.
Reparemos: la única innovación en sesenta años (si contamos que las otras se inician alrededor de comienzos del siglo).
Señalemos que la ciencia comienza a acelerar su paso en este dominio debido a la necesidad de construir elementos electrónicos más reducidos para utilizar en los vuelos espaciales, que entonces se iniciaban.
Aquí es donde nace el transistor, alrededor de 1950.
Su aparición conlleva la reducción de tamaño de todos los aparatos electrónicos, su menor consumo de energía y peso, y la consiguiente menor disipación de calor.
La primer repercusión importante que produjo en nuestro país fue la famosa radio portátil Spica, un clásico similar al Citröen, de origen italiano, que apareció en 1961. ¿Qué argentino no tuvo una Spica? ¡Por fin se podía llevar una radio realmente portátil y que tuviera poco consumo!
Por el momento, todo lo demás permanece más o menos igual.
La TV, al popularizarse, opaca un poco a la radio, que sigue no obstante teniendo su público fiel en todo trabajador que tuviera que permanecer ocho horas sin moverse de su trabajo (quioskeros, diarieros, mecánicos, dependientes de comercios, etc.).
Son necesarios veinte años para que se produzcan tres innovaciones importantes: la computadora personal (PC), el teléfono celular y el disco compacto (CD), que nacen en EEUU hacia los años '80. Pero debemos señalar que la primera computadora electrónica (en 1930 ya existían las electro-mecánicas) se desarrolló en 1946, la famosa ENIAC, que pesaba 30 Tons., medía 450 mt2., ocupaba un cuarto de 6 x 12 mts. y utilizaba 18.000 válvulas electrónicas, con enorme consumo de energía y gran disipación de calor. Fue la precursora de la PC.
Hacia 1980 aparece también el CD, utilizado al comienzo sólo por las discográficas. Luego es adoptado por las computadoras. En principio son sólo de lectura. Luego se produce el regrabable, que permite ambas funciones: grabado, lectura y posterior regrabado.
También en 1980 -que al parecer fue la gran década para la confluencia de todos estos desarrollos que desembocan en nuestros días- aparece, ya en forma masiva y evolucionada, la fibra óptica, sobre la que se venía experimentando desde muchos años atrás. Resultó ser muy importante para su utilización en redes, tanto de TV como de Internet.
Como ambos progresos estaban pensados para una utilización masiva, no tardaron mucho en aparecer en la argentina. Los celulares en 1984, traídos por Movicom y las PC más o menos para esa fecha, por IBM. El CD, en sus comienzos utilizado sólo para reproducir música clásica aparece comercialmente también a mediados de 1980, pero su difusión es más lenta debido al alto costo de los equipos de reproducción.
A partir de aquí, los progresos son siempre en materia de diseño (menor tamaño) y mayor potencia. Pero los desarrollos se aceleran cada día más.
La primera PC portátil la presente Apple en 1991. Han pasado sólo diez años desde la aparición de la PC. Hacia 1990 comienza a operar Internet tal como se la conoce ahora.
Esta es toda una revolución, ya que la comunicación se hace ahora instantánea.
A partir del '90 es historia conocida, ya prácticamente no se "inventa" nada más, sino que se desarrollan nuevas ideas sobre la base del conocimiento científico adquirido. Siempre en procura de los siguientes objetivos:
-Menor tamaño.
-Mayor potencia.
-Menor consumo (de baterías, en portátiles y celulares).
Claro si pensamos en todos los desarrollos producidos en los últimos veinte años, no alcanzaríamos seguramente a poder abarcarlos todos: Windows, que introduce el sistema de imágenes para reemplazar la utilización de sentencias (tan incómodas para el usuario común), el navegador de Internet, el correo electrónico, el Messenger, el Skype, los programas para bajar música, videos y filmes, que ponen a disposición del usuario miles de títulos, no precisamente para el regocijo de grabadoras
La velocidad con que se producen estas novedades son tales que para el no especialista no es fácil estar al día y asimilarlas. Apenas comenzamos a conocer una cuando surge otra.
Pero la gran cantidad de empresas y especialistas es cada vez mayor.
Para que tengamos una idea, cuando salió el primer transistor, medía unos dos centímetros. En la actualidad, en un chip, que mide más o menos lo mismo, caben un millón de ellos.
Y se calcula que en un año se duplicará esa cantidad.




Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos